Entrevistamos a Eva Martínez Ferrandis, presidenta de la Asociación de Autoescuelas de Sevilla desde febrero de 2016. Licenciada en Derecho, actualmente compagina la gestión de su propio despacho con la dirección de la autoescuela familiar, que comparte con su hermano.

Después de más de 30 años en el cargo, Eva Martínez fue la sucesora del anterior presidente, Julio Llama. Salió elegida para hacer avanzar tanto a la asociación como al sector. Pero, a pesar de tener el apoyo del anterior presidente, en los tres años que lleva en el cargo ha vivido dos mociones de censura.

Eva, buenos días. En tres años de experiencia en el cargo de presidenta de la Asociación de Autoescuelas de Sevilla, ¿cuáles han sido los momentos más duros?

Intentar solucionar los problemas económicos que sufren las autoescuelas debido, entre otras cosas, a la crisis y a la competencia desleal que existe entre ellas.

Además, en estos tres años he vivido dos mociones de censura. La primera fue hace un año y medio, cuando la Junta Directiva de la Asociación intentó que abandonara el cargo porque consideraba que salía beneficiada, pero la moción no prosperó.

Este año me he enfrentado dos nuevos intentos de moción de censura. No han prosperado porque no cumplían con los requisitos de los estatutos de la Asociación. Uno de los promotores de estos dos intentos de moción es el miembro de la Junta que retiró su firma del primer documento.

Los ex miembros de la Junta Directiva que intentaron interponer la primera moción de censura tienen en común que dirigen su propio Centro de Recuperación de Puntos, menos el que retiró la firma, que entonces no lo tenía. Un año y medio después, ahora que también tiene su propio Centro de Recuperación de Puntos, vuelve a intentar la moción.

¿Crees que hay algún motivo por el que los cuatro miembros de la Junta Directiva que tienen su propio Centro de Recuperación de Puntos hayan estado involucrados en las dos mociones?

No sé cuáles son los motivos. He estado luchando para que la Confederación Nacional de Autoescuelas de España concediera a la Asociación un Centro de Recuperación de Puntos para beneficio de todos los asociados, y es posible que lo hayan visto como competencia.

No sé si es algo personal o va más allá. Me llevo bien con los titulares y no sé si es por mí o por mis ideas, pero no puedo cambiar nada en la Asociación por mi propia cuenta, también depende de los asociados. Gana la mayoría.

“Los miembros de la Junta Directiva que interpusieron la moción de censura tienen su propio Centro de Recuperación de Puntos, quizás hayan visto mi proyecto como una competencia”

¿Qué relación tienes con otras asociaciones de Sevilla como AGRUPAS?

He trabajado con el presidente de AGRUPAS, Cristóbal Morales, en algunas ocasiones. Hemos coincidido en reuniones y en las manifestaciones por los exámenes de la DGT. Nos tenemos respeto y trabajamos por un objetivo común.

¿Qué opinas de los nuevos proyectos que tiene en marcha la DGT, el AUES y el proyecto CAPA?

El AUES es un buen proyecto, facilita el trabajo a las autoescuelas con la digitalización al poder inscribir a los alumnos en los exámenes a través del sistema, pero todavía está incompleto y tiene errores que habría que solventar para que sea completamente funcional.

Respecto al proyecto CAPA, fue una imposición de la Jefatura Provincial de Tráfico de Sevilla. Dos días después de reunirse con la directiva, se reunieron con los representantes de las autoescuelas y nos informaron de que el proyecto empezaba ese mismo lunes. Es una solución a un problema que tiene la DGT con el volumen de examinados y la escasez de examinadores, problema que ahora han trasladado, a través de este proyecto, a las autoescuelas.

¿Consideras que es necesario que se implante una formación continua a los profesionales de las autoescuelas?

Creo que es necesario que los profesionales se reciclen y se adapten a los cambios que sufre el sector, pero esa formación continua tendría que estar regulada por parte del Estado.

¿Cuál es tu opinión sobre el descenso del porcentaje de aptos en primera convocatoria de las autoescuelas?

Que no es culpa de la autoescuela. El alumno decide cuándo examinarse y si asiste a clase o no. No se le puede obligar a estudiar la parte teórica ni a venir a clase, pero tendría que haber una formación mínima presencial que sea obligatoria para poder presentarse al examen.