Hablamos con Pilar Muñoz Martínez, responsable de la Fundación INVESFORD, y con María Mateo Martín, directora del ciclo de másteres formativos de Seguridad Vial acreditados por la Universidad de Nebrija.

Pilar Muñoz Martínez lleva más de 25 años dedicada a la gestión de la formación especializada y continua de profesionales pertenecientes a los distintos sectores del tejido empresarial de nuestro país. Desde las distintas entidades de carácter universitario en las que ha desarrollado su labor, son numerosas las acciones formativas que ha promovido para el continuo aprendizaje a lo largo de la vida laboral.

Dentro del área que aquí más nos ocupa, la Seguridad Vial, Pilar Muñoz ha sido siempre parte activa y promotora de cursos de especialización y reciclaje para los profesionales del sector.

El curso “Drogas, alcohol y fármacos. Consumo y consecuencias en la Seguridad Vial” (Fundación UNED) es uno de los ejemplos de mayor actualidad con el que se formó a los agentes de la Agrupación de Tráfico de Guardia Civil y que contó con el apoyo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Asimismo, puso en marcha y coordinó acciones directamente enfocadas a la especialización de profesionales como fueron “Gestor de Movilidad”, “Experto en Seguridad Vial Laboral” o “ISO 39001 y Responsabilidad Social Corporativa”. Cabe destacar que, durante el curso académico 2017/2018, ha sido la responsable de la formación de más de 250 Profesores de Formación Vial en la XIX Convocatoria de la Dirección General de Tráfico (DGT).

En la actualidad, Pilar Muñoz lanza desde la Fundación INVESFORD y con el reconocimiento y la colaboración de la Universidad Nebrija, el Instituto de Seguridad y Educación Vial (ISEVI) y SEPROI cuatro másteres en Seguridad Vial que especializarán a nuestros profesionales en distintas áreas.

“El proceso de formación de nuestros usuarios sufre de carencias tanto en términos de gestión como de calidad, y una de las vías para reforzar este proceso de formación debe pasar indefectiblemente por la presencia del profesor en las aulas”

¿Qué opinión tiene sobre la situación actual de la Formación Vial?

La fotografía que haría de la situación actual podría resumirse en tres partes fundamentales: primero respecto a la formación de los conductores, segundo en cuanto a la formación de nuestros profesionales y tercero sobre el reconocimiento y la regularización de la figura del profesor.

Y todo esto está indudablemente relacionado. Quiero decir. El papel del profesional de la formación vial es crucial en el aprendizaje de nuestros futuros conductores y esto es algo que no debemos olvidar. Actualmente el proceso de formación de nuestros usuarios sufre de carencias tanto en términos de gestión como de calidad y una de las vías para reforzar este proceso de formación debe pasar indefectiblemente por la presencia del profesor en las aulas y en los vehículos: su sitio está junto al alumno. Pretender que los conductores noveles salgan preparados solo por memorizar es, cuando menos, un pensamiento peligroso.

Del mismo modo y si queremos que la enseñanza en las escuelas de conductores sea de calidad, debemos proporcionar a los profesionales del sector la formación adecuada. Los profesores deben seguir formándose de forma continua y especializada, deben poder estar al día de las novedades, de la actualidad en su rama y deben poder tener acceso al aprendizaje y uso de las nuevas metodologías didácticas.

¿Cómo empezar con esto? Además de las iniciativas de entidades formativas como la que actualmente coordino para la mejora en la formación, es necesario que la figura del profesional de la formación vial sea reconocida tanto por parte de la Dirección General de Tráfico como por parte de la sociedad, siendo todos conscientes de la importancia de su papel en la formación de nuevos conductores.

“La figura del profesor de Formación Vial debe verse reconocida por las distintas instituciones y entes sociales y regularizar y armonizar las directrices de su formación es un magnífico y necesario punto de partida”

¿Considera necesario que los alumnos que van a obtener el permiso de conducir reciban un número mínimo de clases teóricas obligatorias sobre lo más relevante de la Seguridad Vial antes de presentarse al examen?

Sí, para mí es profundamente importante que los alumnos asistan a clases teóricas presenciales. Viene a colación de lo que comentaba antes.

Examinarse para los nuevos conductores no tiene que consistir en una mera cuestión de memorizar bien, sino de haber comprendido. La normativa cambia y está siempre accesible al ciudadano, pero las conductas necesarias para una conducción segura deben aprenderse de la mano de un profesional especializado, el profesor de formación vial. Lo importante es que el futuro conductor sepa por qué hace las cosas, por qué un comportamiento puede resultar un peligro, cómo evitarlo y qué hacer en su lugar, que sea capaz de percibir los riesgos asociados al tráfico que solo un profesor de Formación Vial puede enseñarle. Para esto, la figura del profesor es central. Circular es un acto responsable con uno mismo y con los demás y esto ni se aprende, ni se interioriza memorizando normas: se inculca desde la escuela de conducción mediante el acompañamiento profesional.

¿Debería estar regularizada la formación de los conductores para que haya una metodología por parte de los docentes?

Absolutamente.

En relación a lo que comentaba en tu primera pregunta, la figura del profesor de Formación Vial debe verse reconocida por las distintas instituciones y entes sociales y regularizar y armonizar las directrices de su formación es un magnífico y necesario punto de partida.

De la misma forma que nuestra sociedad ha llegado al convencimiento de que un profesor de enseñanza secundaria debe tener una formación específica para ejercer y, por tanto, haberse así homogeneizado los instrumentos didácticos adecuados para la impartición de materias dentro de su sector, la profesión del profesor de Formación Vial debe contar con una formación específica que lleve a la armonización de los criterios sobre la formación de los conductores, poniendo además con ello la labor del profesor en el lugar que merece.

Los datos hablan: accidentes de tráfico, pérdida de vidas, comportamientos impensables ante un volante o de los propios viandantes…  Todos queremos rebajar el número de accidentes, de muertos, de pérdidas y para ello debemos concentrarnos en el proceso de formación de profesionales y conductores y asumir como central el papel del profesor: un corpus del profesorado mejor formado, más actualizado y más homogeneizado dará como resultado mejores conductores y, por lo tanto, menor número de accidentes.

¿Cómo se abordan desde la Fundación INVESFORD estas carencias del sector?

Mi vida profesional ha estado siempre ligada a la formación continua, al reciclaje de profesionales, en definitiva enfocada a ampliar horizontes y conocimientos a lo largo de la vida laboral. Desde ese punto de vista, uno de los ámbitos en los que he trabajado es precisamente el campo de la Seguridad Vial y de la Formación Vial. Y Formación Vial y Seguridad Vial engloban los dos mundos: tanto el de los enseñantes como el de los conductores.

En este compromiso, desde la Fundación INVESFORD y en colaboración con la Universidad de Nebrija, ISEVI y SEPROI lo que se ha planteado es cómo podemos contribuir a que el sector esté cada día más profesionalizado y tenga continuamente cursos de reciclaje y cursos de ampliación de conocimientos. En este momento hemos creado cuatro másteres pioneros para el sector, contando además con la ventaja de que reconocen la experiencia laboral como método de acceso a los mismos. Es decir, si una persona lleva años trabajando y su titulación de base no es universitaria, acreditando los años que lleva trabajados puede optar a la realización de nuestros másteres, facilitando con ello el acceso a una formación de calidad de carácter universitario. Este ciclo de másteres pretende profesionalizar y especializar a todos los integrantes del sector. Asimismo, dentro de los objetivos de ambas entidades, en breve presentaremos un plan de formación continua abarcando todas las áreas de interés para el sector.

La inscripción a los másteres está abierta en este momento y cabe decir que el elenco docente está formado por profesionales muy especializados y con muchos años de trayectoria en el sector, disponiendo de una gran calidad en sus contenidos y de innovadores métodos didácticos.

Bajo mi punto de vista es una oportunidad única para que el sector alcance el reconocimiento social que, considero, es totalmente merecido.

“Hemos creado cuatro másteres pioneros para el sector, contando además con la ventaja de que reconocen la experiencia laboral como método de acceso a los mismos”

Pilar, hemos conocido que habéis lanzado una iniciativa enfocada a la formación acerca de la realización de inspecciones a centros de formación vial que la DGT anunciaba hace unos días. ¿Puedes contarnos algo?

Dentro de la preocupación por la profesionalización del sector y por darle la relevancia social que debe tener, hemos recogido el nuevo documento publicado por la DGT en el que anuncia la necesidad de realizar inspecciones a las escuelas de conductores. Esta medida nos parece adecuada puesto que todo reconocimiento y alineación de criterios implica también un control de calidad y servicio. Por tanto entendemos necesario formar a nuestros profesionales en esta nueva línea de actuación para que puedan ampliar una vez más su abanico de posibilidades.

Las inspecciones de las que hablamos serán probablemente realizadas a partir de 2020 a través de empresas privadas  que previamente hayan sido acreditadas por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) en base a la norma UNE-EN ISO/IEC 17020. Tanto la citada norma como la información proporcionada por la propia DGT hablan de la necesidad de que las entidades y el personal que vaya a realizar dichas inspecciones cuenten con unos requisitos mínimos en cuanto a formación y experiencia. Y aquí es donde entramos nosotros.

Nuestro objetivo con este curso es proporcionar desde ahora a todos los interesados una formación relacionada con esta nueva vía de actuación, obteniendo así un amplio conocimiento sobre lo que regula el sistema de inspecciones en España. Además, en la medida de lo posible, el curso abordará el realizar inspecciones de manera real o ficticia para ir dotando al alumno de experiencia, no sólo a nivel teórico, sino a nivel práctico, conociendo cómo se realiza una inspección in situ y las características de las mismas.

María Mateo Martín es licenciada en Psicología con especialidad en Psicología Forense y Penitenciaria. Profesora y autora de contenidos y varios cursos de postgrado de Seguridad Vial, es la Codirectora académica del curso Drogas, Alcohol y Fármacos. Consumo y consecuencias en la seguridad Vial de la Fundación UNED.

María, háblanos por favor de este ciclo de másteres que lanzáis en colaboración con la Universidad Antonio de Nebrija.

Es importante primero conocer el punto de partida. En relación a lo que muy acertadamente comentaba Pilar Muñoz, la formación no se reduce a un curso que hacer una vez en la vida o a una acción que deba ser superada para lograr una acreditación. La formación y el aprendizaje continuos y especializados son fundamentales a lo largo de la vida laboral, sea cual sea nuestra dedicación e, incluso y si me permites, en nuestra vida personal.

La iniciativa de la Fundación INVESFORD en conjunto con la Universidad Antonio de Nebrija, ISEVI y SEPROI consiste en el lanzamiento de cuatro másteres en Seguridad Vial y Movilidad que especializan al alumno en las siguientes áreas:

    • Máster en Seguridad Vial y Movilidad. Especialización en Seguridad Vial Laboral.
    • Máster en Seguridad Vial y Movilidad. Especialización en Educación Vial.
    • Máster en Seguridad Vial y Movilidad. Especialización en la Gestión de la Formación de Conductores.
    • Máster en Seguridad Vial y Movilidad. Especialización en Movilidad Sostenible.

Esta iniciativa parte precisamente de esta necesidad social de mantener a nuestros profesionales formados. En concreto así sucede con el sector de la Seguridad Vial. Durante décadas han sido las personas encargadas de enseñarnos a circular y a hacerlo de forma educada y responsable. No estamos hablando de memorizar normativas o de aprender qué no hacer para evitar la multa; hablamos de que estos profesores nos han enseñado a comprender por qué y por qué no realizar una u otra acción en una actividad tan sumamente importante como es la de conducir y circular por las vías. Coincidiendo plenamente con uno de los planteamientos que realizaba Pilar, necesitamos que los futuros usuarios de las vías comprendan el porqué de sus acciones y sepan reaccionar ante situaciones distintas y esto solo puede lograrse a través de la enseñanza y el acompañamiento pedagógico y no de la memorización de un examen que necesitamos aprobar. Es aquí entonces donde entra de lleno la figura del profesor de formación vial, quien debe acompañar al alumno en un proceso completo de aprendizaje. Y del mismo modo que el alumno debe ser adecuadamente enseñado, así debe suceder con el profesional encargado de dicha enseñanza. La formación actual del sector es, en pocas palabras, escasa y, bajo mi punto de vista, insuficientemente regulada y reconocida. No paramos de exigir la mejora en la formación de nuestros futuros conductores, olvidando que para ello es necesario proporcionar a los profesionales que los forman un plan continuo de formación; lo que en Europa se conoce desde hace años como LifeLongLearning.

No debemos olvidar, además, que la formación que muchos de los expertos en docencia llevamos ofreciendo durante años en este campo es enriquecedora en muchos aspectos y ofrece al profesional la posibilidad de especializarse en distintas áreas de la Seguridad Vial, ampliando con ello el abanico de opciones en el que ejercer su profesión. El profesional de la Seguridad Vial tiene muchos campos abiertos que probablemente desconozca: no solo es profesor; puede ser experto en movilidad sostenible, en prevención vial dentro del ámbito laboral, asesor en la educación en seguridad vial desde las edades más tempranas y un largo etcétera que este sector ofrece sin que muchos aún sean conscientes del camino que tienen delante.

“Del mismo modo que el alumno debe ser adecuadamente enseñado, así debe suceder con el profesional encargado de dicha enseñanza”

¿Cuáles son los objetivos de esta formación?

Los objetivos comunes son varios.

Primero y como te decía, mantener a nuestros profesionales bien formados y especializados a lo largo de toda su carrera.

Segundo, ofrecer esas otras vías laborales en las que poder diversificarse y seguir desempeñando su disciplina.

Tercero, ampliar las opciones de escuelas y profesionales que, con formación universitaria en su haber, puedan mejorar sus negocios, optar a la participación en concursos públicos y ofrecer desde sus escuelas más formación y acción en el día a día del sector.

¿Cómo? Facilitando el acceso a la formación a través de dos vías: mediante precios competitivos de mercado y reconociendo su bagaje profesional. Además de ser económicamente ajustadas, nuestras acciones formativas reconocen la experiencia profesional de nuestros alumnos como condición para acceder a una formación de posgrado sin estar en posesión de un título universitario. Porque queremos hacer llegar esta formación a todo aquel profesional que, deseoso de mejorar y aprender, pueda hacerlo obteniendo una titulación universitaria y de la forma más ajustada posible a la economía actual.

Además, el objetivo de cada uno de ellos es especializar al alumno en estas áreas. Partiendo de unas materias comunes a todos que entendemos fundamentales como origen y base en Seguridad Vial y que se desarrollan al comienzo de la formación, seguimos con los contenidos que especializarán en:

    • Máster en Seguridad Vial y Movilidad. Especialización en Seguridad Vial Laboral. La prevención laboral lleva siendo desde hace años una asignatura importante en nuestros puestos de trabajo. Tanto si nos trasladamos solo para ir y volver del trabajo como si el desplazamiento por carretera forma parte de nuestra actividad diaria, la prevención en la seguridad vial relacionada con el desempeño de nuestras funciones es imprescindible no solo para reducir los datos de siniestralidad y por lo tanto sus consecuencias, sino para mejorar las condiciones de los trabajadores minimizando así el estrés e incluso tratando de optimizar la sostenibilidad de nuestro movimiento.
    • Máster en Seguridad Vial y Movilidad. Especialización en Educación Vial. De poco nos sirve incidir en la formación puntual recibida cuando vamos a obtener el permiso de conducir si llevamos desde edades tempranas recibiendo una educación inadecuada respecto al comportamiento en el tráfico de usuarios (peatones, conductores, operarios, etc.) o no recibiendo ninguna. Como para todo, la educación temprana es fundamental para la generación de hábitos saludables, también, por supuesto, en seguridad vial.
    • Máster en Seguridad Vial y Movilidad. Especialización en la Gestión de la Formación de Conductores. Hablamos de ello constantemente. Los conductores no son solo los noveles: nos encontramos con usuarios – casi todos nosotros, no nos engañemos – que olvidaron hace años algunas normas, ciertas maneras correctas de circular por las vías o que sencillamente obtuvieron su permiso y no volvieron a conducir hasta décadas después. La formación de conductores y su buena gestión es fundamental para todos los grupos de usuarios: noveles, usuarios que deben reciclarse, conductores que reinciden una y otra vez en las mismas infracciones o quienes sufren problemas de adicción o comportamentales pero siguen circulando con sus vehículos.
    • Máster en Seguridad Vial y Movilidad. Especialización en Movilidad Sostenible. Dos partes fundamentales: la sostenibilidad del medio ambiente y la sostenibilidad del movimiento. Mejorar los planes de movilidad tanto para empresas como para los ciudadanos de un lugar es primordial hoy en día: ahorro de combustible, descenso de la contaminación, mejora en los desplazamientos laborales, de las infraestructuras, etc.

¿Dónde se puede acceder a la información sobre estos másteres?

En las páginas web tanto de la Fundación INVESFORD como de uno de nuestros colaboradores, el Instituto de Seguridad y Educación Vial (ISEVI).

Es fundamental que cualquier acción que llevemos a cabo lo hagamos pensando en el beneficio del usuario y, por ello, cualquier duda o información que necesiten las personas interesadas podrán ser resueltas mediante nuestras distintas vías de atención al alumno.