Imagen extraída de: www.energynews.es

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) publicará en los próximos días un informe donde se posicionará a favor o en contra de la medida que quiere implantar la Dirección General de Tráfico (DGT) y que apoya el sector de autoescuelas.

La DGT propone implantar 8 horas presenciales obligatorias en la preparación para el examen teórico de conducción para concienciar a los alumnos de los riesgos de la conducción. Esta medida cumpliría los objetivos indicados por la Unión Europea en su Plan Estratégico  2011-2020, cuyo objetivo principal es la mejora de la educación y la formación de los usuarios de la carretera.

«Esta medida cumpliría los objetivos indicados por la Unión Europea en su Plan Estratégico  2011-2020, cuyo objetivo principal es la mejora de la educación y la formación de los usuarios de la carretera.»

La Dirección General de Tráfico lleva, más de un año preparando un real decreto que pretende reformar el Reglamento General de Conductores y que este pasado lunes se presentó en el Consejo Superior de Tráfico, Seguridad Vial y Movilidad Sostenible.

Pere Navarro, actual Director General de Tráfico, ha destacado la mejora que supondría esta medida para los aspirantes a conductores, ya que, de esta manera, asegurarían un mínimo de formación en seguridad vial calificando además esta iniciativa como “la gran apuesta de la DGT”. Fernando Grande-Marlaska, Ministro del Interior en funciones, también apoya esta reforma.

«Pere Navarro, actual Director General de Tráfico, ha destacado la mejora que supondría esta medida para los aspirantes a conductores, ya que, de esta manera, asegurarían un mínimo de formación en seguridad vial calificando además esta iniciativa como “la gran apuesta de la DGT”.»

Recibir formación de manera presencial es obligatorio en 25 países de Europa. La Dirección General de Tráfico se apoya en la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 que tenía entre sus objetivos la incentivación de la formación presencial de seguridad vial en centros y escuelas de conducción.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia podría aprobar el real decreto, sin embargo, el departamento de prensa del mismo nos asegura que no saldrá hoy la resolución. Aún así cabe destacar que la decisión que tome la CNMC esta no es vinculante.

La propuesta de la DGT provocó que un grupo de autoescuelas online (Dribo, Obikar, Súper Express, MiCarnet) formaran la Plataforma de Autoescuelas Digitales (PAD)  que defiende una innovación en la educación vial mediante el uso de las nuevas tecnologías y oponiéndose así a la obligación de clases presenciales. Súper Express asegura haber salido de la Plataforma.

De estas empresas y según el portal estadístico de la DGT obtenemos datos como los siguientes: 0 aptos en el mes de septiembre del 2019 de una de las autoescuelas y un 22% de aptos a la primera en el año 2018 cuando la media estuvo en un 65%.

La PAD declaró que, en el caso de que se apruebe la reforma, el carnet de conducir costaría 450 euros más caro según un estudio que encargaron a un instituto de estadística. Estas declaraciones han sido desmentidas rotundamente  por parte de la DGT y del sector.

Desde The Traffic News hemos hablado con Miguel Gonzáles-Garzalla, Presidente de la PAD y asegura que la formación que se quiere impartir presencial se puede impartir también de manera online y con garantías de que llega al alumno a través de vídeos y test con los que tenga que interactuar

El objetivo de la DGT con estas clases presenciales obligatorias es “superar la formación tradicional basada en el aprendizaje de normas, señales y habilidad en el vehículo» e «incidir de forma preventiva en la accidentalidad futura», según argumentó en conversación con EFE María Lidón Lozano, subdirectora de Formación de la Dirección General de Tráfico.

«El objetivo de la DGT con estas clases presenciales obligatorias es “superar la formación tradicional basada en el aprendizaje de normas, señales y habilidad en el vehículo» e «incidir de forma preventiva en la accidentalidad futura».»

Durante esas 8 horas de formación los aspirantes escucharán testimonios de víctimas de accidentes de tráfico, hablarán sobre la siniestralidad vial centrándose en los grupos más vulnerables, tratarán los factores de riesgo como la velocidad, el alcohol, las drogas y los psicofármacos, etc…

El real decreto propone, también, que las preguntas de los exámenes teóricos de conducción, sean del tipo que sean, vayan precedidas de la visualización de vídeos de situaciones con las que el aspirante se puede encontrar mientras circule.