Tras una larga espera, la Comisión Nacional de Mercado y Competencia (CNMC) se ha posicionado en contra ante las futuras medidas que la DGT quiere introducir para la mejora de la educación vial.

La Dirección General de Tráfico propuso 8 horas de formación teórica presencial para que el alumno pueda presentarse a la prueba teórica. Durante ese tiempo primaría la sensibilización, con charlas  y testimonios de personas que han sufrido un cambio en su vida a causa de un accidente de tráfico.

Esta medida ya se ha tomado en diversos países europeos. Sin embargo, la CNMC sugiere que se revise dicha decisión ya que ve positivo toda aquella formación que se traduzca en reducir el número de víctimas en carretera, pero no ve correcto que se tenga que hacer obligatoriamente de forma presencial. Ésta, según la CNMC, sería una medida devastadora para las autoescuelas online que, aunque podrían ofrecer los mismos contenidos, no podrían impartirlos de manera presencial y por tanto se verían obligadas al cierre.

Además, ha añadido que la formación obligatoria no se imparte en todos los países europeos y en los que se ha introducido, el temario que se ofrece no es sobre sensibilización.

Por otro lado, otra de las propuestas relevantes que pretende introducir la Dirección General de Tráfico en la educación vial es la realización de 5 horas prácticas obligatorias tras un examen fallido. Se aseguran así, de que los alumnos no se presenten con prisas y sin estar lo suficientemente preparados.

La Comisión Nacional de Mercados y Competencia también se ha posicionado negativamente ante esta propuesta. Lo ven como una posible reprimenda que sí podría resultar efectiva, sin embargo, también destacan que ya existen reprimendas como el pago de las tasas de tráfico o el tiempo limitado entre un examen y el siguiente. Además, destaca que no se puede demostrar que el porcentaje de suspensos se deba a la baja preparación del alumno y que esta medida enriquecería a las autoescuelas y encarecería el precio del permiso de conducir, desprotegiendo así al consumidor.

Las autoescuelas físicas ven estas propuestas como algo positivo que no busca un mayor número de aprobados sino una concienciación de los peligros que existen en la carretera y una reducción de las víctimas mortales y accidentes, y, por tanto, no esperaban un informe en contra por parte de la CNMC.

Cabe destacar que la resolución de la Comisión Nacional del Mercado y Competencia no es vinculante, sin embargo, suele tener peso en la decisión final.

Firmado por: Paula Taberner Cano, Redactora de The Traffic News