Este 3 de julio ha comenzado la primera Operación Salida del verano 2020. Las circunstancias excepcionales impuestas por la pandemia del COVID19 hacen que el comportamiento del tráfico en este escenario de nueva normalidad sea diferente.

Pese a ello, la Dirección General de Tráfico (DGT) sigue manteniendo su calendario de dispositivos especiales, que buscan facilitar la gestión del tráfico y la movilidad en carretera. Concretamente, los operativos previstos en las próximas semanas son:

  • Primera salida «Operación Verano»: del viernes 3 de julio al domingo 5 de julio
  • Salida «Primero de agosto»: del viernes 31 de julio al domingo 2 de agosto
  • Operación especial «15 de agosto»: del viernes 14 al domingo 16 de agosto
  • «Retorno del verano»: del viernes 28 al lunes 31 de agosto

Medidas anunciadas para los dispositivos especiales de verano

Para la campaña estival, la DGT ha anunciado las siguientes medidas:

  • Instalación de carriles reversibles y adicionales con conos en algunos tramos de carreteras clave
  • Señalizaciones dinámicas, con 2.200 paneles con mensajes que irán cambiando según la situación del tráfico
  • Paralización de obras en calzadas, para minimizar la afección al tráfico
  • Restricciones de circulación de camiones que lleven mercancías peligrosas o a los vehículos especiales.
  • Información sobre incidencias en redes sociales y a través del teléfono 011, así como en medios de comunicación de referencia.

Además se retoman las campañas de intensificación de la vigilancia, suspendidas durante el Estado de Alarma. En los próximos dos meses, se realizarán controles especiales de velocidad, de motoristas y de alcohol y drogas al volante. Los 11 drones de la DGT también han reactivado ya su actividad.

¿Cómo están siendo los desplazamientos en este nuevo escenario?

Pese a la incertidumbre en cuanto a los desplazamientos, hay una serie de indicadores relacionados con la movilidad que ofrecen datos reveladores sobre el comportamiento de los conductores.

En términos generales, está habiendo una recuperación progresiva del tráfico rodado. Si bien continúa habiendo un 20% menos de desplazamientos que en el mismo periodo de 2019, se prevé que este verano los viajes por carretera secundaria sean superiores a lo habitual.

Esto se debe a que muchas familias, dada la situación actual, preferirán pasar sus vacaciones en España. Utilizarán como medio de transporte el coche, al considerarse la opción más segura para prevenir contagios.

De hecho, están predominando los viajes cortos o las salidas de fin de semana frente a las vacaciones de larga duración; también los viajes de ida y vuelta en el mismo día a zonas con actividades de ocio próximas a las ciudades.

Siguiendo esta misma lógica, se espera que haya un menor número de turistas extranjeros. El año pasado, 4 de los 20 millones de turistas que visitaron España llegaron por carretera. La operación Paso del Estrecho también se está viendo condicionada por la situación actual.