El Estado de Alarma obligó a cientos de centros de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) a cerrar temporalmente, dejando a 5 millones de coches, motos, camiones y furgonetas pendientes de pasar la revisión obligatoria.

Ahora, para que las estaciones de ITV y talleres no colapsen, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha anunciado una ampliación de la prórroga para las ITV que caduquen entre el 21 de junio y el 31 de agosto.  De este modo, los conductores contarán con tres meses más de plazo para poder realizar el trámite.

Con esta nueva medida, tanto talleres como estaciones de ITV dispondrán de más tiempo para atender a la gran cantidad de vehículos que requieren de estos servicios. «Hay que tener en cuenta que se acerca el verano y, con ello, aumentan los trayectos largos por carretera, por lo que los coches también necesitan pasar por el taller para la puesta a punto», señalan desde la Dirección General de Tráfico (DGT).

La operación salida ya ha comenzado y este año se espera un aumento de los desplazamientos en coche a causa del COVID-19. No hay que olvidar que, un coche en buenas condiciones, es esencial para garantizar nuestra seguridad y la del resto de conductores.

Otras medidas para hacer frente al impacto del COVID-19

A la hora de pasar la inspección tendrán prioridad los vehículos de las empresas de transporte de mercancías y viajeros titulares de una licencia comunitaria. La disposición general figura en el Real Decreto-ley 26/2020, ya en vigor, junto a una serie de medidas de reactivación económica que buscan hacer frente al impacto del COVID19 en el ámbito del transporte por carretera.

Entre ellas, por ejemplo, está el aplazamiento hasta enero de 2022 de las modificaciones en el sistema de exámenes para la obtención del certificado de competencia profesional, que iban a aplicarse a partir del 1 de julio de este año.